Aceptar

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación y ofrecer contenidos y servicios de interés.
Al continuar con la navegación, entendemos que se acepta nuestra política de cookies.

Susurradores en el Arcu Atlánticu 2018 (curso de interpretación y creación)

Del al
El evento tendrá lugar los días:
  • Miércoles, 25 de Julio de 2018 a las 10:00
  • Jueves, 26 de Julio de 2018 a las 10:00
susurradores
Miércoles 25 de julio y jueves 26 de julio de 10h a 14h. Cimavilla. Casa del Chino

Este proyecto lúdico-formativo de la compañía vasca Ados Teatroa incluye un curso de interpretación y creación y una intervención en la calle. Los Susurradores son un grupo de intervención poética que utiliza el boca a oído para generar experiencias de comunicación más humanas y reivindica el derecho de la poesía a irrumpir en la vida.

Plazas: 15. Inscripciones: arcoatlantico@gijon.es

casa del chino
Dirección Plaza Soledad, 7 GijónAsturias
Localización

Descripción

La conocida como Casa del Chino, recibe su singular nombre de uno de sus propietarios, Chaoyo Wey, que en la década de los sesenta estableció aquí su vivienda y con ella un mesón chino y un negocio de adornos de papel (banderitas, girasoles…), siendo famosos sus farolillos que se utilizaban en la desaparecida “Fiesta del farolillo”. Mucho antes, posiblemente en el siglo XVI, se ubicó aquí la casa consistorial o Casa de la Villa, antes de su traslado a la Torre del Reloj. Actualmente es sede del centro social del barrio de Cimavilla.

Se trata de una construcción de carácter tradicional donde el corredor es el elemento más característico. Normalmente realizado en madera de roble o castaño, el corredor se sitúa en el piso alto de la vivienda, orientado al sur o al este. En este caso es de sencilla factura, pero es frecuente que los corredores se decoren tanto en la balaustrada, capiteles y zapatas de las columnas así como basa y alero. Tiene un carácter multifuncional ya que se relaciona con las actividades del campo al utilizarse como secadero y maduración de la cosecha y otros productos de consumo, además, sirve como aislante climático de la vivienda y facilita las labores domésticas protegiendo la ropa tendida de la lluvia.